Mónica Beltrán

Hará ya algún tiempo me encontraba trabajando en el ámbito del paisajísmo y abrí mi primera floristería. Poco a poco fui uniendo mis dos pasiones y empecé a crear bodas preciosas.

Tras organizar varias bodas, comprendí que tenía una gran capacidad creativa, no sólo para decorar, sino para hacer realidad la boda que mis novios estaban buscando, así nació Las Bodas de Mónica.

Me encanta conocer a parejas como vosotros y hacer todas las reuniones que sean necesarias para poder cumplir vuestro sueño.

No puedo describir la sensación de alegría que me produce veros felices, cuando a la mañana siguiente de la boda, me llamáis felicitándome por el trabajo realizado. Sin duda, vuestra felicidad es el impulso que necesito para crear bodas únicas y especiales.

Siempre formaréis parte de la gran familia que es Las Bodas de Mónica.